011 – innovaciones educativas (reinventando la educación III)

En este episodio hablamos de 3 innovaciones educativas propuestas por el comité administrativo encargado de reinventar la educación en Canadá en los años 60 (lo triste: aún hoy son innovadoras):

1. Eliminar el castigo de la escuela como un medio de control.

Los castigos desmoralizan!, así es, si pretendemos forjar el carácter de un niño a partir de castigos, deformamos mas de lo que formamos…
Porque ya no se trata de hacer lo correcto, se trata de seguir la ley a ciegas, este bien o este mal, se trata no de sentir empatía por los demás y no dañarlos, sino de pasar por encima de quien necesites para obtener lo que quieres, siempre y cuando no te pillen, el castigo puede deformar la idea de lo que esta bien y lo que no, haciéndole creer al niño que esta bien hacer cosas malas, siempre cuando pagues el precio: el castigo.

Adicionalmente, el problema al darle autoridad a alguien para castigar a un niño es el abuso de autoridad, que los castigos no se apliquen de forma justa y consistente. Si un profesor aplica un castigo mas suave o mas duro dependiendo de si esta de buen humor o no, o de si le agrada el alumno o no, es la formula perfecta para que el niño se sienta frustrado, pues el castigo que recibe no depende de lo que haga sino de la disposición del profesor.

Es necesario un cambio de enfoque: todo comportamiento tiene una consecuencia.
si tienes comportamientos antisociales (agredir a otros niños, ser muy arrogante al ganar, ponerte bravo al perder), los niños simplemente ya no van a querer jugar mas contigo,y nadie quiere sentirse aislado, así que el ser consciente de esto debe llevarlo a corregir su comportamiento.

De esta forma es mejor promover la responsabilidad personal del niño que castigarlo, dejarlo que asuma las consecuencias naturales de sus actos, que genere empatía con otros, que sepa expresar sus emociones sin violencia, para que así no dependa cuando grande de otro que lo este vigilando para comportarse como se debe: con respeto, responsabilidad y honestidad.

La responsabilidad no se logra con la imposición de reglas por una autoridad que castiga al que no las siga, sino sabiendo que los niños pueden tomar responsabilidad por sus actos.
¿Como aprenden responsabilidad? Dándoles responsabilidades:

  • Que planeen y administren sus propias rutinas de estudio.
  • Que propongan aventuras educativas y proyectos.
  • Que se encarguen de algunas cosas de la escuela. (ej: de la biblioteca)
  • Que planeen su progreso educativo, que se planteen sus propios objetivos.

2. Educar para la vida

Hay tantas cosas que deberíamos aprender en el colegio pero que no aprendemos, cosas básicas que necesitamos para vivir: como comprar una casa, como funcionan las hipotecas, las tasas de interés, finanzas personales, o temas mas sociales, psicología y sociología básicas para entendernos un poco mejor a nosotros mismos y a los demás entre otras cosas.

Por ejemplo: ¿Para que estudiamos historia en el colegio?
Memorizar un monton de hechos historicos aislados, sin entender porqué se dieron, ni que relación tienen con el mundo en que vivimos hoy, no sirve de nada.

¿Porqué no aprender historia dentro de un curso orientado a la solución de problemas?, la solución de los problemas de la sociedad en que ellos viven, esto vuelve a la historia, la psicología, y otras materias mas relevantes para ellos, pues los contenidos dejan de ser ideas muertas, lejanas, y se convierten en herramientas para el cambio social.

3. Escuela democrática

La mejor forma de educar a los futuros ciudadanos de una democracia es que vivan en una: la de la escuela. Si pueden ser propositivos adentro podrán serlo afuera.

Los ciudadanos son formados por profesores que crean un clima compasivo y democrático para los jóvenes, y quienes les proveen con el deseo y la habilidad de informarse, de pensar críticamente y creativamente, y de hablar con coraje y responsabilidad.
“El salón de clases es la cuna de la democracia”